viernes, 18 de julio de 2014

En un instante, las aves son barcos, las escamas de los peces y las alas de las mariposas se convierten en monedad y las velas de los barcos en flores. De pronto, el rostro de los aimales son en realidad instrumentos musicales y los puentes, un par de zapatillas. 

Es todo un mundo idílico que nos lleva fuera de la realidad y nos adentra a un universo alterno. Se trata de las pinturas de Vladimir Kush, un pintor ruso que toma el surrealismo como forma de expresión, dándole un estilo metafórico, tal como lo define él.


Kush comenzó su carrera desde pequeño impulsado por su padre, estudió arte en la Escuela de Arte de Moscú. Sus trabajos han sido expuestos alrededor del mundo con piezas que explotan el color saturado y figuras como animales, árboles y flores, haciendo honor justamente a lo que él llama surrealismo metafórico, inspirado en artistas como Dalí, Bosch y Van Gogh.

En su proyecto, situaciones fantásticas y objetos reales comparten el mismo espacio ofreciéndonos estas cautivantes imágenes.





























Siguiente
Entrada más reciente
Anterior
Entrada antigua

0 comentarios :

Publicar un comentario